21 de marzo de 2011

Hablar con Diminutivos. El otro enfoque con raíz mexicana

Me acuerdo cuando en la infancia me decían al educarme a hablar que evitara usar diminutivos porque uno se mostraba con signos de inferioridad. O que al expresarlo podría hacer "sentir" menospreciado a la persona a la que te diriges. También se me viene a la mente esas veces que tocaban el tema de asertividad en algún curso recomendaban hablar sin diminutivos.

Pero resulta que en nuestro México, es algo muy usado... es cultural. Expresiones como "tantito", "ahorita", "momentito", entre otras me despertaron una curiosidad: ¿porqué?, si se recomienda no usar este tipo de expresiones ¿porque se sigue usando?. Al investigar la respuesta fué clara: viene del náhuatl, pero más precisamente de la expresión náhuatl.

El problema radicó que con la conquista española sobre el imperio azteca, el choque cultural como se ha repetido a lo largo de la historia humana tiene sus particularidades de fusión. Una de ellas ocurrió en el lenguaje y se desarrolló una forma de expresión que encontró un bemol. La lengua castellana usaba diminutivos con un sentido ampliamente peyorativo a diferencia del náhuatl que se usaba como expresión de humilde reverencia y cariño... y es a esta discrepancia donde posiblemente haya contribuído a la innercia tan sojuzgada del pueblo mexicano.

La imposición del lenguaje castellano dictó la reglas del lenguaje pero en ellas se mezclaron las formas y la expresión de una forma de ser. Para el mexica, hablar con diminutivos no era una cosa de "minimización" de "inferioridad"... sinó toda una expresión de "humildad reverencial" y de "afecto". Si bien el uso de diminutivos entre los aztecas es muy rico y variado y también los hay despectivos, los que se usan en la actualidad tienen un remanente directo de la expresión reverencial mexica (zin, zintli). Un ejemplo claro es la forma de dirigirse a sus líderes o reyes. En el contexto europeo dirigirse a un mandatario siempre se hace exaltando el ego, palabras tales como "su magnificiencia" o "su exelencia" es parte de una forma de mostrar una sumisión. En cambio, entre los mexicas dirigirse al monarca o alguien de respeto era de uso frecuente la expresión en diminutivo un claro ejemplo es la palabra Tonantzin (náhuatl: to-nan-tzin, 'Nuestra venerable madrecita') nombre de la Diosa Madre Tierra.
Para entender esto, me permito extraer un fragmento de J. Ignacio Dávila: " Sirva de ejemplo el vocablo náhuatl mázatl en su significación específica de ciervo o venado, cuyo diminutivo puede tener diferentes formas, según el punto de vista desde el cual se considera dicho animal.
A un venadito recién nacido o por lo menos de corta edad, se le llama mazaconetl (cervatillo); a uno pequeño, de baja estatura, chaparrito, como vulgarmente se dice, nómbrasele:mazatepito. Si a cualquiera de ellos se le menciona respetuosamente: mazatzin, si el vocablo se quiere hacer respetuoso y afectivo a la vez mazatzintli, si momoso, mazápil.
Aun en los topónimos -a lo que parece--se halla vinculado el nombre del venado en diminutivo: Mazapilco (lugar de hoy Mazapil, por más que este vocablo se preste a diversas interpretaciones, entre otras, lugar de venados nobles, que le da Peñafiel en su Nomenclatura Geográfica de México.
Con -tzin, los topónimos na hu as son más abundantes. V g.: en los zapotitos, Acatzinco, en los carricitos, Nono paltzinco, en los nopalitos, Mexicaltzinco, en las casitas de los mexicanos, etc., etc.
Con el diminutivo de plural recuerdo de momento: Ahuatito intzinco, en las encinitas (de ahuatzitzintin, y co), lugar mencionado en la Matrícula de los Tributos. Y no hay que olvidar uno de los diminutivos familiares más expresivos: el que se forma mediante la duplicación de la primera sílaba sin pérdida de sufijo primario. Ejemplo: mamázatl, venadito."

Así que, es parte de nuestra identidad, de nuestras raíces entender el sentido del uso de los diminutivos y darle su justo sentido. No es ser sumisos, sinó afectuosos y respetuosos. Es una expresión reverencial de humildad. Y de eso, es lo que hay que exaltar de nuestros valores culturales. Si nos expresamos sabiendo el significado y usándolo con su sentido original entonces se habla con propiedad, asertividad, humanidad y sobre todo "mexicanidad".

Bibliografía: 
http://www.iih.unam.mx/publicaciones/revistas/nahuatl/pdf/ecn01/007.pdf
http://es.wikipedia.org/wiki/N%C3%A1huatl 

2 comentarios:

  1. Muy interesante!!! Ahora ya sé porqué me parecía tan tierno y dulce de escuchar. Intuitivamente vos ya lo sabías pero haz hecho muy bien en averiguar y compartir. Así nos "desburramos". Felicitaciones por esta entrada ;) Abrazo latino ^^

    ResponderEliminar
  2. Me encanto este blog, hace un tiempo conversaba con una colega española, y mencionabamos esto. Ella me decia que hablabamos "bonito" y haciendo que las palabras se escucharan menos fuertes, como "calvito", que para ella simplemente era "calvo" aunque claro se reia de nuestro significado de "ahorita" ya que decia que "ahora" para el espanol es algo que se debe hacer de inmediato y "ahorita", habia aprendido, podia ser en cualquier momento.

    ResponderEliminar